miércoles, 7 de julio de 2010

Quiza si importa lo que piensen los demas....


Tengo una lista de las personas con las que quiero hablar cuando llegue al cielo. Una de esas personas en mi lista no tiene nombre, no se mucho sobre el porque su historia es muy corta pero extremadamente significativa para mi en un momento como hoy.  Quizá me ponga un letrero en el cuello que diga “se busca al hombre cuya vida fue salvada por una justicia sabia”

La historia es corta, bastante corta.  En el capitulo 3 del primer libro de los Reyes, encontramos al Rey Salomón analizando uno de los casos, imagino yo, mas difíciles que se hayan presentado frente a el. Dos mujeres, un niño (suena a titulo de novela, lo puedo ver en Univision!) Según la historia, estas dos mujeres comparten una vivienda, ambas tienen varones al mismo tiempo; uno de ellos muere y su madre toma el niño que ha quedado vivo para ella.  Ahora, frente al rey, ambas disputan al bebe.  

Si la historia sucediera hoy, me pregunto cuantos pasos darían las autoridades para averiguar quien es la verdadera madre. Una prueba de ADN seria suficiente para comprobar la verdad pero en ese tiempo, sin la tecnología que tenemos hoy, la primera prueba a favor de la verdad hubiera sido la reputación de la persona. Evidentemente, aunque no esta mencionado en la Biblia, el hecho de que ambas estuviera viviendo en la misma casa y hayan aparecido ante el rey sin el apoyo de un esposo nos dice que la reputación de ambas era cuestionable, lo que significaba nadie confiaba en ninguna de ellas. 

Que triste es que nuestra reputación caiga al piso de tal forma que, tratándose de la vida de un hijo, nadie este dispuesto a dar una palabra a tu favor.  Hay quienes aun con una reputación intachable sufren difamación. Los profetas de Dios sufrieron difamación,  pero fueron levantados y redimidos delante de sus enemigos; por eso vale la pena confiar en que el mismo Dios de los profetas continua redimiendo y limpiando el nombre de aquellos que siguen y buscan la verdad.

El rey tenia que saber cual era la fama de estas mujeres, y también tenia que saber que aunque apelara a la “justicia” o “Buena voluntad” u a la “honestidad” de estas mujeres, la contestación no seria necesariamente… la verdad. Así que tomo la decisión más sabia; partir el muchachito en dos! Con solo mencionarlo se me hace un nudo en la garganta. Mis hijos para mi son el mayor Tesoro, la mas grande bendición que Dios me haya dado jamás. Se que, si hubiera estado en esa posición hubiera peleado con unas y dientes para tener a mi hijo de vuelta, pero ante el veredicto del rey, tal como lo hizo aquella madre, yo hubiera caminado dos pasos hacia atrás, y con un sumo dolor lo hubiera dejado ir, porque lo prefiero lejos de mi pero vivo.

La historia tiene un final feliz. Justo en el momento que van a partir al nino, la verdadera madre le ruega al rey que le de el niño a la otra mujer. No hay necesidad de decir o hacer nada mas; la verdad ha quedado descubierta. Me pregunto si esta mujer, cargando a su hijo de vuelta a casa, no reconoció la diferencia que hubiera hecho si ella hubiera tomando mejores decisiones en su vida. La sonrisa de ese bebe, o inclusive su llanto pudieron servirle a ella de recordatorio; Dios te ha dado una segunda oportunidad… para hacer lo correcto.  Que esperanza, que mensaje!

Estoy segura que Dios permitirá que reconozca a ese bebe (será un hombre en el cielo!). Entre las miles de preguntas que tengo para hacerle, quisiera preguntarle si alguna vez alguien le contó la historia, si su madre fue transformada por la experiencia. La verdad es que no necesito saber si su vida fue transformada, porque lo que cuenta son las millones de vidas que si han sido transformadas por esa maravillosa historia cuyas lecciones hoy retumban en los oídos de quienes la han leído; lecciones que van mas allá de la sabiduría que viene de lo alto. Para mi la lección que debiéramos recordar es simple: cuidemos nuestro nombre, nuestra vida y la de los que amamos podría depender de ello. Yeap, tengo que pensar en un mejor letrero…

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Where have you been for the last 2 years? I kept your site in my favorites and clicked on it from time to time to see if you had anything new and walla!

zvwritings dijo...

lol!!! My mother passed away 2 years ago... this blog was inspired by her, by her influence in me... I couldn't write for a while. I'm back tough! I will start posting again. Hope to see you around again!

Anónimo dijo...

Is your daughter still singing?

zvwritings dijo...

Yes, she still does. Pray for her, she loves Jesus so much, I want her to stay focus on Him, never on herself. THanks for asking.

zvwritings dijo...

Yes, she still does. Pray for her, she loves Jesus so much, I want her to stay focus on Him, never on herself. THanks for asking.